Las mejores firmas de testigos

Los testigos tienen que dejar su mejor firma, que de fe del amor de los novios en la boda. No vale cualquiera, así la primera que salga. De eso nada. Es una de las firmas más importantes. Su autógrafo ese día tiene que quedar impoluto.

Para los que no tienen firma de notario, de esas estupendas y trabajadas, hemos diseñado el KIT DEL TESTIGO, para que los novios se lo envíen a sus testigos y les recuerden la importancia que juegan en su boda. Sólo para mejores amigos, grandes hermanos y familiares privilegiados.

Cada kit incluye en su interior una postal rasca y gana que esconde un mensaje oculto y, en el reverso, las instrucciones de uso; un cuadernillo para perfeccionar la firma (que quedará para toda la vida), un bolígrafo para que a ningún testigo se le olvide, clínex y colirio de ojos (para utilizar cuando sea necesario: antes, durante y después de la boda), una chapa XL que refleja la importancia del destinatario del kit y una botellita de Jaggermaister anti vergüenzas.

Cada kit va personalizado con los nombres de los novios y la fecha de la boda tanto en la etiqueta exterior como en las pegatinas de los diferentes artículos de su interior.

Pensando en los testigos y en las testigas -en los miembras y en los miembros, y viceversa-, hemos diseñados dos chapas diferentes: Anillo, para las chicas, y Chistera para ellos. 

La idea es que los más íntimos, los afortunados que certifican el matrimonio, ensayen en casa su firma. La vuelvan a hacer y repetir hasta que queda impoluta. Para que no se le olvide a nadie, incluye tambiñen un bolígrafo. Y, para triunfar el día de la boda, una chapa gigante.

Que conste que quien no firme bien... ¡es por su culpa! que este KIT DEL TESTIGO es como los cuadernillos Rubio de las vacaciones para perfeccionar la caligrafía.