Restaurantes de despedida de soltera en Valencia

Valencia es una ciudad muy divertida para pasar un fin de semana de despedida de soltera. De hecho fue nuestro primer destino con kits de PARTYCOLARE. Pero, ojo, hay que saber donde ir, como en todas partes. Por supuestísimo ni un 20% de los valencianos son de mujeres-hombres-bíceps-y-verzas, tetes y tetas, pero hay que buscar el ambiente que queréis para disfrutar al máximo de la ciudad donde, no hay que añadir, que no sólo hay que tomar paella. 

Fuera típicos tópicos. Con este listado de restaurantes, con cuentas en torno a los 25 euros por persona, y bares para copear esperamos ayudaros a la hora de visitar la ciudad. Vamos allá. Eso sí, a pesar del título de este post, NO nos referimos a restaurantes con boys y en los que te plantan una tarta con forma de pene al postre. Siento repetirlo siempre, pero existen otras formas de celebrar una despedida de soltera. Cada uno, cada uno.

 

SA FONDA. C/ CÍSCAR, 18. 963 748 102.

Taberna-restaurante repleta de exquisitos pinchos de materia prima tradicional para acompañar con un vino. Perfecto para no pelearse por un menú cerrado. Así cada una elige las tapitas individuales que prefiere y listo. Como el local se encuentra en Cánovas está siempre a rebosar y las mesas muy juntas unas a otras propician el ambiente animado y bullicioso. Muy buena relación calidad-precio.

Sa Fonda. Foto: Prensa y ocio

MOOD FOOD. C/ Comedias, 5. 963 15 48 90.

Anuncia que posee huerto propio, 100% ecológico, por lo que controla gran parte de su materia prima y asegura su máxima calidad. Ofrece recetas innovadoras con producto tradicional en un ambiente más tranquilo, por ejemplo, que en Sa Fonda. El local es pequeño, así que si queréis ir varias, hay que asegurarse de que tienen sitio. 

Mood Food. Foto: Valencia Plaza

EL RODAMÓN DE RUSSAFA.  Carrer de Sueca, 47. 963 21 80 14

Local de ambiente joven y distendido. Divertida carta (y estupenda su explicación) de tapas internacionales separadas por países o regiones que incluye un menú degustación, La vuelta al mundo en cinco tapas para compartir y botella de vino por cada dos comensales. Y muy buen servicio. Conclusión: muy buena opción para una gran cena de amigas.

Estando en Valencia es prácticamente un pecado no probar una deliciosa paella. No de ésas que prueban los guiris al grito de paela, que los nacionales buscamos una exquisita, nada de arroces amarillos de la Gran Vía de Madrid.

Para paellas, dos recomendaciones de unas no valencianas. Lo digo porque sería grandioso que los autóctonos nos sugirieran más, que siempre hay que dejarse aconsejar por los que saben.

EL RACO DE LA PAELLA. Carrer de Mossèn Rausell, 17. 963 48 82 52.

Típico por dentro y por fuera. El restaurante ocupa una casona, que, según sus dueños, tiene más de 180 años, y ambiente no incita al cachondeo gratuito pero sí promete una gran comilona. Su carta está compuesta por platos típicos de la gastronomía valenciana, donde destacan sobre todas las demás recetas sus paellas hechas a leña. Ojo, el local es pequeño. Habrá que tenerlo en cuenta a la hora de ser un grupito contundente. 

CASA NAVARRO. Avenida de Mare Nostrum, 32. Alboraya. 963 72 00 27.

Este restaurante es uno de los más afamados de Valencia a pesar de estar en Alboraya, a unos 10 minutos en coche de la capital, porque presume por todos los rincones de las visitas de famosos que recibe. Y cuando nosotras estuvimos cerrando la gran despedida de soltera de nuestra amiga Fati, en el reservado que daba al mar (el nuestro era interior, siempre hubo clases) compartían mantel las juntas directivas del Valencia y del Barcelona, que esa misma tarde disputaron partido. 

Sus arroces (ofrecen hasta 27 diferentes) ¡son espectaculares! Y punto. Nada más que añadir. Bueno sí, que no merece la pena pedirse entrantes, es mejor esperar a la paella, porque las raciones son abundantes.  

Para tomarse una copa (o dos o tres), recomendamos salir por zona Cánovas o por la avenida de Francia. La zona del Carmen, en el centro, está repleta de bares y es muy animada. Recomendables para terminar la noche: Xtralarge, Jerusalem Club, únicamente con música pop y rock; Nylon, La Posada de las Ánimas, con ambiente más selecto que la homónima de Madrid, y L' Umbracle, una espectacular terraza en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.  

Lo peor de la noche valenciana: las copas, físicamente. Porque no las sirven en vaso de tubo ni de sidra, sino que en todos los bares y discotecas que visitamos utilizan copas de vino tinto, algo más bastas y chatas, o vasos de comedor de colegio, más altos y de cristal. Por lo menos esa fue nuestra experiencia. Por lo demás, Valencia es un destino TOP para un fin de semana de amigos. Y para prueba, un botón: nosotras en la despedida de soltera de Fati.

DESPEDIDA SOLTERA PARTYCOLARE EN VALENCIA

Por supuesto que nos llevamos nuestro kit de supervivencia. Elegimos el KIT&FUN Médico, que siempre es mejor prevenir que curar y Valencia prometía mucho mucho. Y no defraudó.

 

Recordamos otros destinos:

MADRID, restaurantes para comenzar una gran noche en la capital.

VALLADOLID, 24 horas llenas de planes: vinos, tapas, raciones, copas y discotecas.

CÓRDOBA, Feria, Patios, gastronomía.

DESPEDIDAS FLAMENCAS, Feria de Sevilla, Feria de Jerez, Feria de Córdoba, Feria de Málaga. 

 

 
Write here...